Presentación

Actualmente y por desgracia, la violencia machista encuentra diferentes formas de expresión que abarcan numerosos aspectos de la vida cotidiana. Algunas de estas expresiones nos resultan más familiares que otras. Las que saben manifestarse con mayor virulencia, las que dejan marcas, las que irrumpen de manera más frontal y agresiva afectando multitud de vidas de manera directa y rotunda, son las que más captan la atención de los medios, impactando de lleno en la opinión pública. Los ejemplos más manifiestos serían, entre otros, la violencia física o la violencia sexual.

Sin embargo, existen y permanecen en nuestra sociedad otras formas más encubiertas de violencia. Este otro tipo de actitudes y acciones más sutiles llegarán a parecernos tan cotidianas e irrelevantes que acabaremos interiorizándolas, y así, de esta particular manera, todo ese conjunto de discriminaciones, ofensas, maltratos y desigualdades, irán incorporándose al imaginario colectivo sin que logremos percatarnos de ello.

A pesar de ser la violencia sexual una de las manifestaciones de las que más fácil resulta la identificación, se ha podido comprobar durante los últimos años a través de casos que han transcendido a la opinión pública, que a las mujeres se las responsabiliza de las agresiones y se sigue negando el derecho a tomar decisiones sobre nuestra sexualidad de una manera libre, llegando a negar la violencia sexual existente.

En esta nueva edición del concurso de micro-relatos 2018, queremos hacernos eco de uno de estos ejemplos concretos de agresión machista: La violencia sexual.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define la violencia sexual como “todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de esta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo”

En este enlace puedes ver el vídeo “Cicatrices”, un ejemplo de qué es la violencia sexual.

Con el objetivo de visibilizar este tipo de violencia, Fundación Mujeres convoca un concurso de Microrrelatos dirigido a escolares y personas comprometidas con la prevención y erradicación de la violencia de género, bajo el lema “Los cuentos claros contra la violencia sexual”.

Así pues, te invitamos a participar en esta nueva edición 2018 sobre microrrelatos contra la violencia de género, que este año tiene como eje la violencia sexual. Los microrrelatos seleccionados serán maquetados y publicados en la red, pudiendo ser utilizados como herramienta educativa para diversos fines. Asimismo, se realizará un acto de lectura de los microrrelatos seleccionados.

Esta iniciativa se enmarca dentro del proyecto “Comprometid@s por la Igualdad”, co-financiado por el Ayuntamiento de Madrid.