Concurso de micro-relatos

Los cuentos claros contra el machismo económico


 

Acta del jurado Micro-Relatos contra la violencia de género 2017

Ya está disponible para todas las personas interesadas el acta del jurado del concurso de micro-relatos “Los cuentos claros contra el machismo económico”. En dicha acta se podrá encontrar los relatos ganadores y seleccionados de la tercera edición de este concurso contra la violencia de género. En esta edición se han concedido además tres accésit en la categoría general, recomendando su lectura y publicación.

Agradecemos a todas las personas que hayáis participado en esta edición del concurso y os felicitamos por la alta calidad literaria de vuestras obras. Esperamos poder contar con vosotr@s en futuras ediciones.

Acta del jurado disponible aquí:  Acta_jurado_micro_2017.


Relatos 2017

Silencio

Siempre el mismo sentimiento Siempre la misma duda Siempre el mismo miedo Él es el que manda la vida es

0 comentarios

Aroma a nardo

Una carta misteriosa estaba bajo mi almohada era linda mi alborada calientita y olorosa. Olorosa porque había un ramo de

0 comentarios

La marioneta

Es un día más, de los miles que Violeta pensó abandonarlo, pero es imposible, y él lo sabía, se aprovechaba

0 comentarios

Yo pago

–Yo pago– fueron las palabras que de manera espontánea emergieron de mis labios, pero ella con su mirada emitía rayos

0 comentarios

Éxodo del 17

Los niños cuando nacen no son tontos, pero lo cierto es que son más maleables. El problema de la educación

0 comentarios

Dueña de nada

Acabada la jornada laboral en la tienda de ultramarinos, Rosario recorría despacio las apenas tres calles que separan el negocio

0 comentarios

El origen del mal

«Para suprimir la violencia de género, lo que hicimos fue cortar el mal de raíz. Tan sencillo como eso. Cuando

0 comentarios

Suciedad

Desde el día que murió, los albornoces se acumulan en las perchas. Parece que nadie percibe la añadida presencia. Gotean

0 comentarios

Miriam

Ayer salimos de trabajar y cogimos el 28. Miriam se sentó y suspiró. Tiene 33 años y un hijo de

0 comentarios

Pan nuestro

Pan nuestro que estás en mis sueños… y en su nómina. Reconocidos sean mis derechos. Venga a nosotras tu alimento

0 comentarios

Cómo es posible

El espíritu feminista me posee y me hace girar la cabeza 180 grados, me hace emigrar de mi zona de

0 comentarios

¿Lo mío es nuestro y lo nuestro, tuyo?

¿Realmente hacía falta un nuevo lápiz labial? ¿Y este gasto de un abrigo? ¡Con los que tienes en el armario!

0 comentarios

Mujer libre!

Un día comprendí que la seguridad estaba dentro mío y no al lado de un hombre que pudiera darme cosas.

0 comentarios

La carne

Un mercado de carne, ¿por qué se vende?, gusta, alimenta, es accesible a muchos bolsillos, se adecua a las economías

0 comentarios

La última sonrisa

Quizás era mucho pedir que alguien le escuchase, le entendiese. Aquel 15 de Enero llegó el primer insulto, el primer

0 comentarios

Sólo las zombis sobreviven

El día en que perdí la inocencia dejé de ser persona, mujer, niña, para convertirme en una inanimada muñeca de

0 comentarios

Casos y cosas

…Hoy comienzo el día desayunando y viendo las noticias, y realmente me doy cuenta de las cosas que podría haber

0 comentarios

Justicia y Libertad

Llegó Libertad de hacer compras, para encontrarse con quien una vez había sido su amor, hoy era su victimario. Insultos,

0 comentarios

In-visibles

La comida, la ropa planchada, el cuidado de la niña, del abuelo que también vive en nuestro hogar… El carrito

0 comentarios

Ajuste de cuentas

Después de 30 años uncida a tu yugo, en los que sólo he vivido para atender tus necesidades, te has

0 comentarios

Supongamos

Presentaron a los profesores que iban a discutir sobre macro economía y política social. Una vez referenciados todos, le dieron

0 comentarios

Escribiendo una vida

Puede ser que dentro de unos años no recuerde de qué página salió lo que viví. Puede que del peor

0 comentarios

La oscura estela de una pesadilla

Poco a poco sus ojos se hicieron a la oscuridad de aquel cuarto. No era la primera vez que el

0 comentarios

Suicidas

Sol: El ocaso es el peor momento del día. Entonces las sombras se ciernen sobre mí y me empujan al

0 comentarios

Ante el fregadero

Estaba lleno de trastes, los de anoche y los del desayuno de hoy. Los dos niños jugaban en el patio;

0 comentarios

Enojada

Está tan enojada, que no sabe que es feliz. Fueron muchísimos sufrimientos los que se metieron en sus recuerdos y

0 comentarios

Un golpe muy fuerte

Había una niña llamada Sofía y su papá se llamaba Marcos. Él vivía al lado de un bar en un

0 comentarios

La cruda realidad

Le habían dicho que denunciara, que fuera valiente, que no aguantara más. Que lo hiciera para salvar su vida y

0 comentarios

Y lo sabía, y no quería saberlo

Y ahora que os casáis, abriréis una cuenta común, ¿no? No sé, la verdad es que no lo había pensado,

0 comentarios

La decisión

“Y ahora toca escribir un nuevo final”. Mientras leía aquellas palabras su instinto le decía que era el momento adecuado.

0 comentarios

Casa de muñecas

En aquella casa de dos plantas y grandes ventanales sólo existía belleza en el colorido jardín trasero y en el

0 comentarios

El pájaro en el alféizar

Eran las 10.00h de la mañana, Ernesto tenía la mirada perdida tras el cristal de la ventana, en las flores

0 comentarios

Te has quedado sin regalos

Años 60, en un pequeño pueblo del interior de España…Carmen de 8 años, y su hermana Paquita de 10, corren

0 comentarios

Todo lo que sobra

– ¿No me escuchas? ¡Te he dicho que NO Y PUNTO! Ella guardó silencio, de tragarse hasta la respiración. Silencio

0 comentarios

Una cuestión de justicia

Una tarde de septiembre una chica se dirigió al trabajo. Hoy es día de cobro. Cuando llegó a la oficina

0 comentarios

Nueva ciudadanía

Vamos a ver cómo ayudar a la igualdad Tenemos que hablar, actuar y defender En toda geografía a cualquier mujer.

0 comentarios

Las perlas rotas

Cuando llegaba una cuenta a casa, ya sabía que habría una discusión, “yo traigo todo a esta casa”, “no se

0 comentarios

Diario de septiembre

Viernes 7 No comprendo, ¿por qué te casaste? Si tan mala mujer soy. ¿Por qué tener hijos? Si no los

0 comentarios

A vosotras, hermanas del infortunio

Aunque el paso de los años haya cubierto el pasado con una niebla idealizante, todavía recuerdo todo con ojos de

0 comentarios

Silencio

Cada lunes en la mañana, le llevaba su vaso de agua y sopa caliente para evitar que él se levante

0 comentarios

Imagina

Imagínate un mundo sin violencia, sin armas. En el que todos fuéramos iguales y las mujeres no temiéramos las represalias

0 comentarios

El diente

Llevaba años sin ese diente. La paleta izquierda. No quería entrar en detalles del porqué de la pérdida. Trataba de

0 comentarios

Aquí comenzó mi libertad

Calor y una situación de urgencia. La cita del ultimátum para aclararlo todo. Un antes, un después. Dependía de ella.

0 comentarios

Víctimas

La muralla absorbía los ojos desde dentro. Robaba lágrimas. Ponía mohines insatisfechos. Tomaba cada sueño que permanecía en el vitral

0 comentarios

De lo sutil al dolor

Era una mañana caliente de sábado, el sol subía sobre su espalda mientras caminaba al puesto de flores, tratando de

0 comentarios

Me encantan los domingos

Hoy me cuesta abrir los ojos y hace frio. Con su lengua nerviosa y húmeda Ori me hace cosquillas y

0 comentarios

Celina, mujer y madre peruana ayacuchana

Me llamo Celina, nací en Ayacucho Perú, tengo veintiocho años, seis hijos y estoy casada con un hombre que me

0 comentarios

Déjame verlo

Déjame verlo – dice él, y esas palabras retumban en su cabeza. Ya sabía ella que no se tenía que

0 comentarios

Traición

Dejó a sus hijas en el colegio y se fue a la oficina. Preguntó a su secretaria si había entrevistas.

0 comentarios

El bar de Toñi

Un goteo constante de gente acudía a desayunar. Toñi atendía a los clientes, ponía los cafés, calentaba la leche, tostaba

0 comentarios

Al sol

Este año los Reyes Magos han sido generosos: me han traído una secadora. —¡No te quejarás…! ¡Es preciosa! —el mismo

0 comentarios

La rara

De nuevo ella tiene varios golpes en su espalda, los hematomas cubren la mayor parte de su delgada espalda. Su

0 comentarios

Amor y Magia

No más insultos que atraviesan el alma. No más amenazas que matan por dentro. No queremos gritos que taladran la

0 comentarios

¿Y ahora, qué?

Ha pasado la vida, la mía… Recuerdo aquel día, un nuevo Otoño. Bajaba en silencio, por aquellas largas e inmensas

0 comentarios

De perra a mujer

“Eva era una mujer que vivía con Manuel ,y era muy feliz. Vivieron mas de 2 años y medio. A

0 comentarios

No puedo

Miriam se casó joven y enamorada. Tuvieron dos hijos preciosos y deseados. Miriam dejó su trabajo para cuidar de ellos.

0 comentarios

Dulce mirada de la vida

Eran las seis de la mañana de ese día triste día gris del invierno más cálido en París, cuando mi

0 comentarios

El anillo

Aun recuerda el día en que lo vio. Estaba reluciente, en el escaparate, detrás de un cristal ya hoy sucio

0 comentarios

Mundo paralelo

Los días se están haciendo bastante largos. No soporto esta sensación de miedo, confusión y rabia. A partir de hoy,

0 comentarios

El tren de la libertad

Primero fueron las palabras, hostiles. Después su mundo se hizo más pequeño. Familia, amigos, trabajo. Dejó todo. Y al pedirle

0 comentarios

Zana

Entré al ‘puticlub’, nunca voy, como dicen todos, pero fui. Pedí J&B, bebí, no era ‘garrafón’, tampoco J&B. Las chicas

0 comentarios

En la casa de al lado

En la casa de al lado el dinero nunca alcanza para pagar las cuentas ni las clases de piano para

0 comentarios

Víctima número 17

Micromachismo, diferencia salarial, abuso de poder, terrorismo machista, desigualdad de género, coeducación; son conceptos que comienzo a oír desde mi

0 comentarios

Servas invisibles

Marcela, con sus manos infantiles, dibuja muñecas de cristal -pero solo con lágrimas, en su pensamiento, porque apenas ha comido

0 comentarios

Lento pero seguro

La primera vez que nos vimos, me invitó a un café. No permitió que pagara yo. Mientras charlábamos, le descubrí

0 comentarios

Nyataquance

Todos los fin de semana vuelo desde Sucre a Cochabamba para ver a mi novia. Hace un mes que nos

0 comentarios

Las olas

Ágatha caminaba libre por la orilla del mar. El agua se colaba entre sus dedos a cada paso. Deseaba llegar

0 comentarios

La bolsa

Salió de casa, como cada día, con su bolsa floreada al hombro. Poco quedaba ya de los vivos colores originarios

0 comentarios

Nada

– ¿Quieres leer el nombre escrito en este papel? – preguntó con autoridad. – Gerardo García –contestó ella con voz

0 comentarios

Todo un señor

“A las mujeres hay que cuidarlas y protegerlas. Son así. ¿Ves a todas esas quejándose de la poca igualdad? Tonterías,

0 comentarios

Familia tóxica… Adulta enferma

Aún recuerdo el día que mi padre, se fue de casa. Yo tenía 13 años infantiles, soñadores y con muchos

0 comentarios

El rastro

El torturador se doctoró con las mayores insignias. Concluido el discurso de agradecimiento, caminó a lo largo de la púrpura

0 comentarios

Fuerza primitiva

El abogado ha pedido 2000 euros más para la disolución de la empresa. Silvia le ha dejado claro que no

0 comentarios

Microhistoria de una revolución

Ana, en algún momento del futuro, está haciendo su tesis doctoral. Estudia las condiciones del género femenino del siglo XXI,

0 comentarios

Grito del corazón

Detrás de esa deslumbrante sonrisa, se escondía un dolor añejo. Se le escapaba a cada instante por la mirada, pero

0 comentarios

Salida al mar

A veces necesito camuflarme dentro de ese espacio en forma de caracola (fresco, extraño). Quedarme quieta -tan quieta- como las

0 comentarios

El viaje de Mariam

El primer día que vi a Mariam jugué desde la distancia a adivinar su procedencia. Podría haber sido de cualquier

0 comentarios

El valor sin precio

No soy un producto que, a golpe de talonario, puedas comprar, hombre. No soy un servicio, ni bien material,… NO.

0 comentarios

Lo siento mami

Cómo resumir en 1200 caracteres toda una vida sin reconocer que lo que mi madre vive como amor es, en

0 comentarios